Las aceitunas son un fruto muy nutritivo con una gran tradición en la dieta mediterránea. Existen multitud de mitos sobre ellas, como por ejemplo que engordan,  que no son sanas o que contienen mucha sal. Aunque como ya hemos explicado en post anteriores, estas afirmaciones no son ciertas.

Sus propiedades y múltiples beneficios la convierten en el aperitivo ideal. Pero ¿qué sucede si hay personas que tienen que controlar el consumo de sal en su alimentación? ¿No pueden disfrutar entonces de este aperitivo?

¡Tenemos una buena noticia! En aceitunas Escamilla, disponemos de aceitunas bajas en sal para todos aquellos que queráis cuidaros y por temas de salud, no podáis tomar sal. Además, tenemos olivas bajas en sal con y sin hueso. Dos opciones que no pueden faltar en tu mesa porque ofrecen un excelente sabor y, como siempre, la característica esencial de Aceitunas Escamilla, una inmejorable calidad.

Muchas veces nos preguntamos quienes deberían comen aceitunas bajas en sal. A continuación, te lo aclaramos:

  1. Personas mayores de 50 años.
  2. Hipertensos o quienes tengan la presión arterial alta.
  3. Personas propensas a desarrollar enfermedades cardiovasculares.
  4. Personas con enfermedades cardiovasculares diagnosticadas.
  5. Diabétios.

Tras conocer las personas que deben consumirlas, destacaremos algunas de sus propiedades. Por ejemplo, hemos de mencionar que las aceitunas ayudan a regular la presión arterial pero si las tomamos bajas en sal, nos beneficiamos de su propiedad vasodilatadora. Lo que significa que, comer olivas con un bajo índice de sodio mejorará el riego sanguíneo y reducirá la presión arterial.

Pero ¿Qué sucede si abusamos del consumo de la sal?

Seríamos propensos a desarrollar enfermedades de riñón, sufrir infartos, y desarrollar problemas óseos.

En aceitunas Escamilla queremos que tu paladar disfrute de un aperitivo saludable y de excelente calidad. Por ello, consumir aceitunas con bajo contenido en sodio es una buena oportunidad para cuidarte y prevenir problemas de salud venideros.

Te recordamos que puedes añadir las aceitunas bajas en sal a tus platos, aderezarlos para hacerlos más nutritivos y decorarlos para que sean mucho más visuales.

Y recuerda que mantener una alimentación sana y equilibrada es fundamental para nuestro bienestar y nuestra salud, y con nuestras aceitunas puedes hacerlo.

No renuncies a las aceitunas ¡Disfruta de las aceitunas bajas en sal con hueso y deshuesadas!