Lupinus Albus es su denominación científica. Aunque son numerosos los nombres por los que se le conoce: altramuz,chochito, chorcho, entremozo o lupino blanco. El altramuz es una especie leguminosa perteneciente a la familia de Fabaceae. Su tamaño es pequeño pero aporta grandes beneficios para nuestra salud. Junto con las aceitunas sevillanas, los altramuces son titanes nutritivos.

El lupino blanco es una de las legumbres que menos grasas aporta a nuestro organismo. Además son grasas insaturadas buenas para las arterias. No obstante, los altramuces en conserva, no son muy recomendables para las personas que padecen hipertensión, problemas de corazón o deban reducir el nivel de sal en su dieta ¿por qué? son un aperitivo salado.

¿Que aportan nutricionalmente los altramuces?

Respecto a su mapa nutricional, por cada 100 gramos, obtenemos 40 gramos de proteínas. Además, obtenemos potasio, fósforo, hierro y zinc. El altramuz es además perfecto para los diabéticos, pues es de poder hipoglucemiante, es decir, reduce los niveles de azúcar en sangre. Otro aporte a añadir es su rico contenido en vitaminas E y B y su excelente lucha contra el ácido úrico, estimulando la renovación celular.

La lista de beneficios para la salud es bastante provechosa en el caso de los altramuces, los cuales, son también un gran amigo nutricional de los deportistas, pues además de aportarles proteínas les ayuda a recuperar electrolitos. De la misma manera, por su composición nutricional, son un alimento formidable para las personas que quieran reducir sus niveles de colesterol. Los altramuces son bajos en grasas y generosos en fibra soluble. Los altramuces son pues grandes socios contra el estreñimiento. Por otro lado, su color amarillo es indicativo de su contenido en zeaxantina, flavonoide que ayuda a la protección de la visión junto con la luteína. Como vemos, al igual que las aceitunas de calidad, esta pequeña especie leguminosa, es un gigante de la alimentación sana.

Es muy habitual ver los altramuces en conserva, no obstante, no es la única manera de consumirlos. Estas legumbres pueden cocinarse de múltiples formas, pudiendo elaborarse en caldos, potajes o ensaladas. También se produce harina a partir de ellos, aceite y hasta paté.

Los beneficios que los altramuces aportan a nuestro organismo son excelentes y variados, la hora del picoteo, además de deliciosa, puede ser saludable si sabemos elegir bien. Así, puedes optar por un platito de sabrosas aceitunas variedad manzanilla sevillana y otro de ricos altramuces. Cuidarás de tu salud al mismo tiempo que disfrutas del sabor de tu tierra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.