Nuestras Aceitunas

EL PROCESO

En Aceitunas Escamilla recogemos nuestras propias aceitunas de mesa aún por el método tradicional, de una en una a mano, para evitar dañar los frutos. En las fases posteriores al verdeo, usamos las tecnologías más modernas en nuestras instalaciones de 41.000 m2.
Una vez recepcionado el fruto del campo se limpia las aceitunas quitándoles ramas, hojas y frutos ya maduros (no sirven para el posterior aderezo del fruto). Estos elementos se separan usando los últimos avances en tecnología, como selectoras de última generación capaces de separar el fruto verde apto para el aderezo del fruto maduro que se usará posteriormente con otro tipo de tratamiento.

Ya limpias, las aceitunas son tratadas con una solución alcalina cuyo objetivo es eliminar el amargor de la aceitunas y posteriormente se lavan y acondicionan en salmuera para su posterior fermentación y conservación. Una vez terminado este proceso son aptas para el consumo preparándolas de muy distinta forma, con hueso, sin hueso, rellenas, aceitunas aliñadas, etc…

Procesamos más de 350.000 kg al día y en nuestra cadena de envasado ofrecemos soluciones en vidrio, bolsas y latas.

Las aceitunas verdes se recogen durante el ciclo de maduración siendo aún inmaduras, antes del envero y cuando han alcanzado un tamaño normal. Estas aceitunas serán firmes, sanas y resistentes a una suave presión entre los dedos y no tendrán manchas distintas de las de su pigmentación natural. La coloración del fruto puede variar del verde al amarillo pajizo.

Las aceitunas de color cambiante se obtienen de frutos de color rosado, rosa vinoso o castaño, que se recogen antes de su completa madurez.

NUESTRAS VARIEDADES

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies