Aceitunas Escamilla es una empresa tradicional. Nuestra amplia experiencia en la producción, aderezo y venta de las olivas comenzó hace ya 60 años. Y durante todo este tiempo, todos hemos crecido escuchando a nuestras abuelas y madres expresándose con dichos populares o  refranes. ¿Se te viene a la mente algunas frases, adivinanzas o refranes de aceitunas?

Curiosamente, existen muchos recursos literarios que hacen referencia a las olivas y a su mundo.

¿Sabrías decir alguno que esté relacionado con la aceituna?

Nosotros nos sentimos muy identificado con este: “Casa de padre, viña de abuelo, y olivar de bisabuelo.” Aceitunas Escamilla ha ido pasando de generación en generación, hasta conseguir ser, hoy en día, una excelente empresa de olivas. Tanto es así que destacamos en el mercado por la amplia variedad de sabores, formatos y tipos de aceitunas que ofrecemos.

Piensa otro dicho popular, seguro que has oído otros…

Existen muchos vinculados con la recogida de la bella y exquisita aceituna de mesa. Por ejemplo: “A últimos de noviembre coge tu oliva siempre” o “A últimos de noviembre, coge la oliva y después duerme”.

En Aceitunas Escamilla damos mucha importancia a la recolección de nuestro fruto más preciado. Nos resulta fundamental recogerlas antes del envero, tras el verano cuando se encuentran en el punto justo de maduración, ni antes ni después. A razón de ello, llevamos a cabo una ardua campaña de recogida y por eso, estos dos dichos populares nos vienen al pelo. ¡No descansamos hasta que todas las deliciosas Aceitunas Escamilla abandonan el olivo!

¿Conoces alguna frase hecha relacionada con el árbol del que procede la aceituna?

“Olivo, oliva y aceituno, todo es uno”. El olivo ¡Qué árbol más agradecido! No sólo embellece los campos, también nos ofrece productos de calidad que benefician nuestra salud como las aceitunas y el aceite, el oro líquido de Andalucía.

No obstante, “Sin tierras y olivares ¿que sería de las ciudades?”. ¡Eso mismo nos preguntamos nosotros! Nuestro paladar se perdería el sabor y el placer de degustar las aceitunas. Además, muchas familias durante décadas se han dedicado a la producción de aceitunas, justo como sucede en Aceitunas Escamilla. En cambio, pensemos en todo el proceso de la oliva; desde la siembra hasta que llega a nuestra mesa ¡Qué cantidad de puestos de trabajo genera!

¿Y si piensas en una adivinanza?

 “Tengo esférica figura,  ya a las veces prolongada, mi amargor la industria cura y cualquier persona honrada  me compra, busca y procura”.

Como hemos descubierto en este post, las aceitunas Escamilla no son sólo un aperitivo de alta calidad, son mucho más. Un fruto tradicional, con beneficios para la salud,  de excelente sabor, con una peculiar importancia en el refranero español así como, en el vocabulario de todos los andaluces vinculados o no, al maravilloso mundo de la aceituna.